¿QUÉ ES PROFUTCAMPS?

Nuestra filosofia

En cuatro simples pasos

Marca de formación

Somos una marca de formación deportiva, especializada en campus de fútbol, para jugadores y porteros.

Proyecto a corto y largo plazo

Tenemos un proyecto de presente y futuro. Nuestra misión y visión es clara.

Para todo el mundo

Queremos llegar con nuestra ideología de deporte y sus valores a cualquier parte del mundo.

Los protagonistas
son ellos

Optamos por dar el protagonismo a nuestros alumnos mediante el ejemplo.

¿Cómo nace Profutcamps?

Profutcamps nació para cubrir una necesidad en la educación y la formación, no solo del futbolista, sino de la persona en sí, debido a la pérdida de valores sufrida en los últimos años. A través del deporte inculcamos amistad, autoestima, compañerismo, tolerancia y respeto, derribando miedos y viviendo una experiencia con los 5 sentidos.

Nuestra metodología y objetivos

Utilizamos una metodología global y sistémica, adaptada a la fase formativa de cada alumno con una forma dinámica de introducir nuevas ideas para experimentar sus mejores virtudes, potenciando su creatividad y sus habilidades. Avalada por miembros de las mejores canteras del fútbol nacional y europeo.

Objetivos generales

Cooperación e interacción entre los alumnos

La base del compañerismo es esencial en los valores y objetivos de Profutcamps.

Inculcar valores como la amistad, la autoestima, el compañerismo, la tolerancia y el respeto

En todas las actividades realizadas.

Desarrollo de la técnica y el trabajo analítico

Con actividades instructivas y enseñanzas aplicadas.

Resolver situaciones técnico-tácticas incidiendo en la toma de decisión

Y actuar de forma adecuada.

Específico
jugadores

Tácticos

Juego ofensivo, juego defensivo, organización del juego, acciones a balón parado…

Técnicos

Juego ofensivo, juego defensivo, organización del juego, acciones a balón parado…

Condicionales

Mejora de la fuerza, flexibilidad, velocidad, coordinación…

WhatsApp Image 2019-09-07 at 12.38.52

Específico porteros

Tácticos

Ofensivos y defensivos (colocación, uno contra uno, repliegues…), en situaciones reales de juego

Técnicos

Blocaje, caída, lateralidad, desvío, golpeo de balón…

Físicos

Velocidad, coordinación, propiocepción, core, motricidad, equilibrio, fuerza específica…

Condicionales

De los porteros y autogestión mental. Diferenciación de los valores y su significado.

Objetivos de la convivencia

Fomentar
la autonomía

En las tareas diarias y aprender a valerse por sí mismos

Dejar de lado el individualismo

El trabajo en grupo es esencial, y por ello queremos hacer de todos ellos una unidad.

Combatir el miedo al fracaso

Hacer sentir seguros a los alumnos, generando confianza en si mismos y determinación.

Potenciar
la creatividad

Además del desarrollo de actitudes, habilidades intelectuales y destrezas; en un contexto de relaciones humanas cercanas y afectuosas.

Adquirir compromiso
Social y Ambiental

En todos los ámbitos y con el objetivo de ser un aprendizaje vital.

Valores

De Profutcamps

El respeto se consigue con un vínculo, con normas y límites muy claros.

El paso número uno es que los niños verán que sus padres, profesores y entrenadores se mantienen firmes en sus decisiones y no perderán credibilidad en ningún momento, que estos sean un claro ejemplo de lo que el respeto conlleva. El respeto es el valor más importante que un ser humano adquiere en su etapa de crecimiento y debe perdurar hasta el día de sentido común.

Es cierto que hay niños que ya de por sí tienen más empatía que otros. Son más sensibles a su entorno. Otros, sin embargo, más introvertidos, se encierran más en su mundo. Pero la empatía puede fomentarse. Utiliza mucho la comunicación. Pero la comunicación de emociones. Tal vez, las personas con poca empatía es porque tengan en el fondo un problema para reconocer y canalizar las emociones. Practica y ejercita la inteligencia emocional. Sí, tu hijo debe enfrentarse a todas las emociones: debes dejar que esté triste, que esté enfadado, que se sienta frustrado, que tenga miedo y por supuesto, alegría.

No vivimos solos en el mundo. Debe aprender desde pequeño a convivir con el resto. La tolerancia y respeto a las diferencias (sí, también opiniones) es esencial. Seguro que muchas veces nuestro hijo salió del colegio o del entrenamiento quejándose de algún compañero por su forma de ser. Bien, ahí entramos nosotros. Si la queja no es por un comportamiento agresivo, si es solo porque no le gusta cómo juega o cómo habla…si es porque no le gusta su forma de explicar las cosas… ahí estamos nosotros para explicarle que es un deber respetar la forma de ser de los otros. Sin más.

No podemos exigir algo nuestros hijo o alumnos que nosotros no cumplimos. O pedirles una cosa y al día siguiente otra totalmente diferente. Debemos usar el sentido común.

Si somos los primeros que mentimos a nuestros hijos o alumnos, ellos entenderán que la mentira es algo aceptable. Ante todo, debemos conseguir que entiendan que la sinceridad te hace sentir bien contigo mismo y con los demás. También te ayudará a ganarte respeto.

Muchos de los problemas de hoy en día, relacionados con la violencia infantil, tiene que ver con la prepotencia, la falta de humildad. Son niños que o bien quieren llamar la atención de forma desesperada por una ausencia tremenda de cariño, o porque han sido tan sobrevalorados y sobreprotegidos, que se creen de verdad por encima de los demás. Cuidado. Nadie es más ni menos. Y todos cometemos errores. La grandeza está en saber reconocerlos, que nada tiene que ver con agachar la cabeza en absoluta sumisión. Es lo que nuestros hijos y alumnos deben entender.

Ser agradecido ayudará a tu hijo a potenciar la amistad y a que le valoren más. Y ya sabes que la mejor forma de inculcar este valor es el ejemplo. Puedes sugerir a tu hijo que empiece a agradecer a sus amigos lo que hacen por ellos mediante dibujos, mensajes de agradecimiento… Verás el resultado que tiene.

Sin duda, existen otros muchos valores importantes: el esfuerzo, la perseverancia, la paciencia… Todos son importantes. Pero tal vez, para la convivencia con los demás, los que hemos resaltado, sean los más esenciales.

El colegio enseña, pero tú educas, eres el espejo de tu hijo/a

Cuando sean más mayores, aprovecha el vínculo que has creado desde que era pequeño. Ellos te admiran, te quieren y no quieren defraudarte. Enséñales con el ejemplo y tendrás mucho camino hecho.